jueves, 17 de julio de 2008

Chupinazo y caldero




EL CHUPINAZO

2 semanas de contrastes, fiesta, juerga, conciertos, viajes, excursiones, monte, playa, monumentos...

Ese ha sido el resultado del viaje a Pamplona y alrededores, y la posterior vuelta a Cartagena y litoral del Mar Menor, principalmente.



Siguiendo un orden, comencemos por San Fermín.

Fiesta grande donde las haya, impresiona por su grandeza y a la vez por su "pequeñez" dado el entorno donde se celebra. Esas calles y plazas maximizadas en telediarios y documentales, quedan reducidas y ajustadas al máximo a la multitud de turistas y visitantes que, junto a los propios pamploneses abarrotan casi a diario todo el casco antiguo de la capital navarra.

Es impresionante ver tantos miles un dia, otro... y otro. Eso es todavia mas impresionante que lo que se puede ver por TV.

Pero, ¿es San Fermin una fiesta para todos?
En mi opinión, no.

Todo depende del cristal con que se mire. Por supuesto, los pamploneses lo viven de una forma completamente diferente a la multitud de visitantes, que sólo piensan en beber, beber y beber, además de dormir donde pueden (desde parques y bancos hasta hoteles y hostales).

La fiesta local es mucho mas "sana", reuniéndose las "cuadrillas" para comer y beber, disfrutando de los pinchos o almuerzos caseros y acudiendo a los encierros y a las corridas, a veces a los tendidos de entendidos y otras veces a los tendidos de la juerga y la pachanga, como también se da el caso.

Coincidiendo con Rubén, con 3 dias vas más que servido, si no quieres abusar. Pero si lo que pretendes es disfrutar de la juerga sin límites, Pamplona te lo da. Las calles se convierten en macrobotellones durante toda la semana, quedando limpios e impecables antes de cada encierro.

Si dispones de presupuesto, puedes deleitarte con la cocina elaborada y sus pintxos.





De no ser así, podrás estar a base de calimotxos y demás sólidos elementos que te hacen terminar encima del cesped de un parque (a ser posible del Caballo Blanco), pero tomando precauciones de donde te tumbas (sobre todo si eres irlandés, jeje).



Llama la atención la tradición taurina, que no torerista que tiene esta fiesta que la hace diferente a las demás. Desde el encerrillo (por la noche) hasta los encierros que se celebran cada mañana a las 8.




Después de unos primeros dias de juerga "abierta al amanecer", desconectamos con el BBK LIVE FESTIVAL en Bilbao, con tiempo otoñal y "Riders on the storm" sobre el cielo y el escenario.


Fue bueno pero muy breve. Casi en seguida tuvimos que cambiar los chupitos de Johnnie viendo a The Doors, por los de TEQUILA. Por lo menos, lo vimos. Y lo vimos juntos en buena compañia.

Bonitos paisajes y bonitos contrastes encontramos en las excursiones que cerraron el fin del principio (Pirineo navarro, este de Navarra...). La primera vuelta del viaje.



La segunda vuelta comenzaba en Murcia, con intenso calor, pero fue por poco. Sólo una noche. El resto, en la playa.

Visita relámpago a la ciudad milenaria de Cartagena. Su casco antiguo, ayuntamiento, puerto, museo y teatro romano (
parte 1- parte 2 - parte 3) , refugios de la guerra civil y ... la cola de ballena, con sus 12 m de envergadura, jejeje...









Para terminar unos calimochos (con ch) en el Parque Torres en plena Mar de Músicas.


Pero antes de dormir, no podiamos irnos sin brindar por el cumpleaños del cuñí Jose (34), nuestro guia cartagenero y colider de este blog HCP.

Estuvimos en Apalache,Pipurrás,Sugar... Faltó ir a
Maná (eso para otra vez).


EL CALDERO.

Los demás dias sirvieron para probar el caldero, en pleno Mar Menor y casi con los pies en el agua mientrás comíamos.
















También visitamos La Manga (edificios y residenciales) y Calblanque (desierto). A muy poca distancia.
















¿Las playas de San Javier y alrededores? Bien, con Q de calidad.
Siempre hay opciones de bañarse en una playa u otra. A cualquier hora. Incluso con lluvia.

En fin, después de estas dos semanas he de decir que...



Del chupinazo al caldero ... un paso.

Fueron buenos dias.


AG







3 comentarios:

Anónimo dijo...

OOggg, vaya reportaje. Gracias por aclararme lo de la "Q" de calidad. Por cierto, impresionante el ROMAN THEATRE of "CATAENA". Me queda una duda, si no conozco a nadie y no me gusta beber...¿merece la pena ir a San Fermin? o ¿mejor visitar Pamplona en otras fechas?

Gracias

Kentukiano dijo...

Buah que bueno, Brother.. sin palabras jejeje... Solo un error Kalimotxo con K y TX o con C y CH. no mezcles que las mezcla son son buenas.
Contestando a si cuando es mejor visitar Pamplona se puede visitar en cualquier época del año con o sin San Fermines. Cada estacion tiene su cosa. Eso si de ir en Sanfermines mejor entre semana hay mucha fiesta pero no está tan saturada como en los fines de semana que es imposible moverse. Además de Pamplona, Navarra tiene unos contrastes paisajísticos impresionantes, selvas, desiertos,... Un saludo. y una Q de calidad para vuestro blog.

Anónimo dijo...

Ola Kentukiano. Gracias por aclarar que hay muxos contrastes en Navarra. Pero no has contestado a la pregunta "si no conozco a nadie y no me gusta beber...¿merece la pena ir a San Fermin? o ¿mejor visitar PAMPLONA (no Navarra) en otras fechas?
Fdo: Cagatroncho y Plantapino (nos veremos en el camino).